CENTRO de PSICOLOGÍA y LOGOPEDIA
CENTRO de PSICOLOGÍA y LOGOPEDIA 

Servicios de Psicología

despacho, consulta, psicoterapia Sala Psicología

 

Presentamos algunas de las alteraciones o trastornos más comunes que tratamos en nuestro Centro con una breve descripción de los mismos.

 

  • Coaching de Vida: Coahing  es un término inglés que viene de "coach", y significa "entrenador". El Coaching podríamos definirlo como aquellas  estrategias que sirven para dirigir, instruir o entrenar a una persona, con el objetivo de conseguir alguna meta o de desarrollar determinadas habilidades específicas. No todo el mundo que acude a nuestro Centro presenta alteraciones, trastornos o patologías. Hay personas que simplemente no son felices, se sienten vacíos, perdidos, sin sentido, y necesitan reorientar su vida, su labor profesional, su existencia. Tras un análisis y una observación de la persona, su vida y circunstancias, proponemos tareas, entrenamos habilidades, enseñamos "caminos" que la persona deberá recorrer o desarrollar para alcanzar la meta que desea.

 

  • Terapia de Pareja: En nuestro Centro atendemos también a parejas. Hay ocasiones en los que la pareja tiene problemas para comunicarse y no logra resolver las crisis. Si se repiten las crisis, lo mejor es acudir a un especialista y no dejar llegar la situación al extremo.

    Estos problemas pueden llevar al fracaso de la pareja. La terapia de pareja puede ser una opción cuando la relación se está deteriorando y ambos desean mantener elvínculo. Las parejas suelen buscar ayuda cuando existen situaciones como problemas de comunicación, infidelidad, celos, violencia intrafamiliar, inconvenientes con las familias de origen, dificultades económicas, disfunción sexual,  crisis de poder, rutina, descalificación y subvaloración y problemas de manejo de los hijos, entre otros.



  • Trastorno de Ansiedad: La ansiedad normal es una respuesta ligada al instinto de conservación de la especie; esta se pone en marcha frente a hechos vividos como amenazantes. Así, ante una situación de estrés, nuestro cuerpo experimenta alguno, o varios de éstos síntomas: falta de aire, taquicardia, palpitaciones, sudoración en las manos. Sin embargo, esta respuesta puede convertirse en patológica cuando surge innecesariamente y de modo desproporcionado. De modo que además de los anteriores síntomas, pueden darse otra serie de alteraciones como dolor en el pecho, contracturas musculares, sensación de desmayo, imposibilidad de relajarse,  náuseas, temblor en las piernas, sensación de hormigueo, mareo, etc . Por otra parte, a nivel mental o psicológico se presentan una serie de síntomas, algunos de ellos son: dificultad para concentrarse, estados de tensión, nerviosismo, intranquilidad, dificultades en la conciliación del sueño, tristeza injustificada, desasosiego, temor, inseguridad... Si el nivel de intensidad de la ansiedad es muy elevado puede darse lo que senomina Crisis de ansiedad (o crisis de angustia), en el que la persona siente una sintomatología de tal calibre que puede llegar a pensar que está sufriendo un ataque cardíaco, que se está muriendo o que perderá el sentido o la razón.  Hay diferentes tipos de trastornos de ansiedad, algunos de ellos son la Agorafobia o el Bullyng.  Otra alteración significativa es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), en el que la persona sufre cuando se obsesiona con una serie de pensamientos (obsesión), que le obligan a llevar a cabo determiandas actuaciones (compulsión), a veces repetitivamente. 

 

  • Depresión: La Depresión, junto con los trastornos de ansiedad, es una de las patologías más frecuentes en nuestra consulta. La Depresión pertenece a los trastornos del estado del ánimo. Se caracteriza por episodios de profunda infelicidad pérdida de interés por la vida, y otros síntomas muy variados. Es importante un correcto diagnóstico diferencial, ya que en bastantes ocasiones, la sintomatología de la ansiedad y de la depresión pueden llegar a confundirse. El sujeto que experimenta una depresión es completamente infeliz. La persona que sufre esta enfermedad piensa casi siempre de manera negativa, realizando distorsiones de la información que recibe del exterior y de sus propios pensamientos. Este estado suele ir acompañado por algunos síntomas como puede ser: llanto frecuente e injustificado, nerviosismo, desgana hacia tareas o aficiones que antes le agradaban, aumento y disminución del sueño, del apetito, pérdida de interés en sexo, falta de energía,...  La depresión se experimenta solo una vez si se trata adecuadamente.  Suele ser más frecuente en mujeres en hombres. Podemos encontrar diferentes tipos de trastornos del estado del ánimo (Distimia, Trastorno Bipolar, etc.)

 

  • Cleptomanía: La Cleptomanía se concibe como el impulso recurrente de robar objetos que quien sustrae no necesita ni le sirven para su uso personal, ni suelen tener un valor monetario considerable. En estas circunstancias, el paciente experimenta una creciente sensación de tensión que precede al hurto, y que sólo le desaparece perpetrándolo; esta conducta la lleva a cabo, generalmente, sin concurso de otros, ni guiado por la ira o los deseos de venganza. Como los cleptómanos reciben gratificación del acto mismo de robar y no de la posesión de lo sustraído, se apoderan a menudo de objetos de poco valor que podrían comprar fácilmente.

 

  • Tabaquismo: El Tabaquismo es un trastorno adictivo crónico, en el que la recaída forma parte del proceso para dejar de fumar. Todos los datos indican que el tabaco es la primera causa de muerte prevenible en los países desarrollados, así como de otros problemas (pulmonares, circulatorios, discapacidad sexual…)  España tiene una de las mayores tasas de prevalencia de la Comunidad Europea con un 27,1% de fumadores entre la población mayor de 16 años. Bien conocido es que el consumo de tabaco tiene una alta tasa de letalidad, más del 50% de los fumadores de larga evolución morirá por una enfermedad causada por el tabaco. Los principales tratamientos son los farmacológicos y los psicológicos.   Los tratamientos farmacológicos de primera línea son: los sustitutivos de nicotina, en todas sus formas (Parches de Nicotina, Chicles de Nicotina, Comprimidos para chupar de Nicotina), el hidrocloruro de bupropion y la vareniclina. Como fármacos de segunda línea se han mostrado eficaces también el clorhidrato de nortriptilina y el clorhidrato de clonidina.   La elección del fármaco de primera línea debe realizarse en función de las contraindicaciones del medicamento, las preferencias del paciente, su experiencia previa y ciertas características del paciente (antecedentes depresivos, preocupación por el peso, posibilidades económicas, etc.). También se ha empleado la acupuntura.

A nivel psicológico se han empleado diferentes métodos conductuales, con mayor o menor efectividad.

En nuestro Centro trabajamos el tratamiento del Tabaquismo de dos maneras diferentes:

-       Una sola sesión de Hipnosis Clínica. La ventaja es que sólo se emplea una sola sesión individual (no es grupal); el inconveniente es que la efectividad a largo plazo es variable, dependiendo de cada persona.

 

-       Tratamiento Multicomponente: Seis u ocho sesiones de tratamiento totalmente individualizado, según cada caso, en el que combinamos estrategias cognitivas, estrategias conductuales e Hipnosis Clínica. Su ventaja principal es que el éxito a largo plazo es muy elevado.

 

 

  • Fobia: Denominamos Fobia al miedo intenso y persistente hacia un objeto, animal, situación o actividad, lo que interfiere significativamente en la persona, que le hace llevar una vida limitada. La ansiedad que se sufre suele ser desproporcionada con las situaciones reales, y las víctimas son conscientes de que su miedo es irracional, que no tiene sentido, pero que le resulta incontrolable. La ansiedad fóbica se distingue de otras formas de ansiedad porque ocurre sólo en presencia de un objeto o situación específica, caracterizándose por síntomas fisiológicos como el latido cardiaco acelerado, náuseas, sensación de ahogo, molestias gástricas, diarreas, micción muy frecuente,  enrojecimiento del rostro, transpiración abundante, temblores y desmayos. Algunas personas con fobia son capaces de afrontar sus miedos, pero por lo general evitan el objeto que les causa el temor, lo que a menudo impide la libertad del sujeto. Podríamos decir que hay tres tipos principales de fobias: las fobias simples hacia objetos y situaciones específicas, como a ciertos animales (por ejemplo, las más frecuentes son a las arañas o las serpientes), a espacios cerrados o a las alturas; la agorafobia, miedo a espacios públicos abiertos (como un ascensor, el metro o centros comerciales) de los que resulta difícil escapar, o en los que se experimenta agobio, miedo que aumenta hasta que el sujeto es incapaz de salir a la calle; y, por último, fobias sociales, como el miedo de sentirse ridículo o sentir vergüenza públicamente.

 

  • Enuresis es la emisión no voluntaria de orina por el día o por la noche, a una edad en la que se espera que haya control al respecto, es decir, más allá de los 3-4 años. La Enuresis puede ser de varios tipos:
    - Primaria: si el niño o la niña nunca ha conseguido controlar el pipí.
    - Secundaria: si, tras un período de control, no consigue volver a controlarla.

- Diurna: si sólo sucede durante el día.
- Nocturna: cuando la falta de control sólo sucede de noche, mientras duerme.
- Mixta: en ambos momentos del día.                                                    Hay una serie de factores que pueden predisponer al niño a padecer este trastorno: problema físico (como tener una una vejiga pequeña o una musculatura débil, que debe ser descartado médicamente); iniciar demasiado tarde el hábito del control del pipí, una vez pasada la edad óptima (alrededor de los 18 meses - 2 años); circunstancias críticas emocionalmente (cambio de domicilio, separación de padres, nacimiento de un nuevo hermanito,...); factor hereditario; ciclo del sueño muy profundo que le impide recibir el aviso de tener la "vejiga llena"; padecer algún otro trastorno asociado a la enuresis.  Nunca se debe ridiculizar ni castigar a un niño por este hecho, pues podría provocarle importantes daños emocionales.

 

  • Bulimia: Llamamos Bulimia al desorden alimenticio provocado por la ansiedad y por una preocupación excesiva por el peso corporal y el aspecto físico. Este trastorno se caracteriza por episodios repetidos de ingesta excesiva seguidos de provocación del vómito, uso de laxantes, dietas exageradas y/o abuso del ejercicio para controlar el peso. En ocasiones, el comportamiento bulímico se observa también en los enfermos de Anorexia nerviosa o en personas que llevan a cabo dietas exageradas. Sin embargo, a bulimia por sí misma no produce pérdidas importantes de peso. Lo que sí produce a veces, debido a los vómitos provocados, son problemas gastrointestinales e hipopotasemias (esto es, concentraciones bajas de potasio en sangre) graves, así como lesiones en los dientes debido a la acidez de los vómitos. El periodo en el la bulimia aparece con mayor frecuencia es durante la etapa de la adolescencia, principalmente en mujeres, debido a diferentes mecanismos psicológicos. Esto no quita que pueda surgir en etapas más avanzadas.
consulta psicólogo, Sala Psicología